.

.
"La ventana te mira desnuda, dilata la luz, ilumina el espacio..."

sábado, 7 de mayo de 2016

DELETÉREA



Supongamos que ni siquiera nos conocimos,

resignados a la incertidumbre

por esa obstinada costumbre tuya

de negarlo todo, de engañarme tanto.

Tu levedad era ajena,

abrió su último misterio

a los vaivenes de la infidelidad,

tú, que extraviaste la inocencia

aún antes de saber lo que era.

He ahogado en el vacío del desencanto

tu cabellera desnuda y suspiros en ruinas

el sesgo voraz de la piel compartida,

sonrisa púbica que conjura

cada una de tus mentiras.

Supongamos, también, que te creía

porque así lo deseabas,

aunque no fuese verdad.

Paisaje erosionado por la distancia,

agua que diverge y se evapora

en algún recodo de la lluvia:

el olvido ni siquiera es traición

tan sólo una nube en la memoria.
 
 
a Karina
 
Jules Etienne