.

.
PUERTOS: "Me quedo, en cambio, con su luz a pleno sol o el horizonte ruborizado del ocaso."

sábado, 26 de noviembre de 2016

ISLA

"... racimos de nubes bifurcan la distancia..."


Las olas llegan, los días se van.

Dibuja el viento con soplo errante

el contorno del naufragio,

el viejo marino permanece solitario

aferrado a los andrajos del velamen,

con el tiempo reseco en sus manos

observa la última voluntad del sol

hundirse en la bahía del desengaño.

Náufrago anclado en tierra

en un lecho de pesadilla y sueño

alza la mirada para embriagarse de cielo

y desear el sexo del mar.

Las olas regresan, los días jamás.

Racimos de aves bifurcan la distancia

en dos geografías de un mismo destino:

es la nada equidistante del océano.


Jules Etienne

lunes, 14 de noviembre de 2016

PERIGEO

"Desde el perpetuo azul astral en la mítica cartografía del cielo, sería su pupila que nos observa..."


La más radiante de todas las lunas,

clandestina durante el día

regresa con la noche a desnudar la luz.

Leve tremor sobre el agua,

hubo quien se ahogara

intentando abrazar su reflejo.

Desde el perpetuo azul astral
 
en la mítica cartografía del cielo
 
sería su pupila que nos observa

y desvela los secretos de la tierra
 
para derramarse diáfana y plena

sobre el desierto de la oscuridad.
 
 
Jules Etienne

sábado, 12 de noviembre de 2016

MITOLOGÍA

"... pero las medusas no existen, son la belleza letal del aguamar."
 
 
Desde la entraña de las palabras

brota raudo el manantial

en que abrevan las quimeras,

el sueño desencadena al mito:

Proteo inventándose a sí mismo.

En el corazón de una leyenda

palpita siempre la fe,

las peripecias de Gilgamesh

o los designios de Zeus,

Adán expulsado del paraíso

y las traiciones del diluvio.

El cielo se constela de fábulas,

sin los maleficios de Circe

la vida sería mera rutina,

sólo así es posible aceptar

los artificios de la realidad.

Pero las medusas no existen,

son la belleza letal del aguamar.
 
Jules Etienne

martes, 8 de noviembre de 2016

RÉQUIEM

"... abrazo expectante a lo que pudo ser..."


Entonces aquella mujer sin tiempo

 a quien suponías muerta al dejar de verla,

que por orgullo malentendido

mantuvo en secreto una paternidad

en el arrabal del nunca supe,

surge tardía entre la bruma incierta

de lo que no debió ocurrir jamás.

La risa infantil de la inocencia

promesa extraviada en el vacío

cumpleaños envuelto y sin abrir

guardado en el cajón de las caricias

abrazo expectante a lo que pudo ser

y ese ambiguo resabio de sorpresa

ante una tumba en el camposanto. 


Jules Etienne

sábado, 5 de noviembre de 2016

AHORA

",,, y en las fotografías sólo quede el testimonio de tu sonrisa perpetua."
 

Háblame del tiempo que no era nuestro,

cuando todavía teníamos que presentirnos

entre el tedio de las tardes de lluvia.

Dime que exhalaremos el humo del pasado

hasta que terminen de esfumarse

 todos y cada uno de los recuerdos ajenos

y en las fotografías sólo quede

el testimonio de tu sonrisa perpetua.

Pacto mutuo para habitarnos el uno al otro

y confabular labios con suspiros

en un mismo pulso entrelazado.

Ayer no existe, es sólo una palabra más,

mañana será otro amanecer juntos,

hoy te miro y te acaricio, hoy no dejo de amarte. 


Jules Etienne