.

.
TRAYECTO: "La vieja locomotora de vapor abandona de súbito la vía."

martes, 29 de noviembre de 2016

CAPITULACIÓN

"... crecen los árboles en busca del cielo, tras los muros de la antigua biblioteca se abre el telón de las palabras..."
 
En el silencio pétreo del abandono

crecen los árboles en busca del cielo,

tras los muros de la antigua biblioteca

se abre el telón de las palabras,

vagan entre hojas de libros empolvados

para narrar profecías sumergidas

veinte mi leguas en el fondo del mar

o las audacias infantiles de otro mosquetero.

Cuando comienza a desencuadernarse

el volumen que resguarda los recuerdos,

el desvencijado sillón que alguna vez

fue Rocinante y globo para recorrer el mundo,

resigna su voz al espacio envejecido

y se desvanece al pie de la escalera.

Archipiélago habitado por espejismos

aquí nació la estirpe condenada a la soledad,

se conocieron la verdad y el mito,

quedaron atrapados caminos sin fin,

tempestades de tinta, sueños de papel,

hasta cerrar la última página.
 
 
Jules Etienne

sábado, 26 de noviembre de 2016

ISLA

"... racimos de nubes bifurcan la distancia..."


Las olas llegan, los días se van.

Dibuja el viento con soplo errante

el contorno del naufragio,

el viejo marino permanece solitario

aferrado a los andrajos del velamen,

con el tiempo reseco en sus manos

observa la última voluntad del sol

hundirse en la bahía del desengaño.

Náufrago anclado en tierra

en un lecho de pesadilla y sueño

alza la mirada para embriagarse de cielo

y desear el sexo del mar.

Las olas regresan, los días jamás.

Racimos de aves bifurcan la distancia

en dos geografías de un mismo destino:

es la nada equidistante del océano.


Jules Etienne

martes, 22 de noviembre de 2016

ULTIMÁTUM

 a Eréndira

Elegía del insomnio, te adivino desnuda,
 
abrazo la piel de la oscuridad
 
con la verde caricia de tus ojos,
 
tu cicatriz entreabierta me libera
 
abismo que es torrente, principio y fin,
 
densa sombra de los cuerpos
 
urdiendo una traición febea:

impedir el día desde esta vigilia.
 
Inventemos una noche de placer perpetuo
 
para castigar la arrogancia del sol.
 

Nuestro deseo no se merece tus fantasmas.
 
 
Jules Etienne

sábado, 19 de noviembre de 2016

PARTIDA

"El trebejo del rey se desploma..."


Era su espacio de mundo ideal,

el mudo alrededor de piezas

pulidas con colores opuestos

sobre un calabozo de escaques

-sáxeas efigies sin esperanza

moldeadas por paciencia y tiempo-.

De esa manera no le importaban

las estridencias de la vida

y era posible mantener aislado

al silencio frente a la palabra,

en el tablero se fueron acumulando

testimonios de batallas perdidas

sin necesidad de pelearlas siquiera.

El trebejo del rey se desploma

aferrado al prodigio de un giro luminoso

que pudiera impedir el jaque funeral.

Ajedrez nugatorio de la ingenuidad

que no se resigna al último aliento.


Jules Etienne

martes, 15 de noviembre de 2016

PERIGEO

 "Desde el perpetuo azul astral en la mítica cartografía del cielo, sería su pupila que nos observa..."
 

Bajo el peso de los siglos
 
la más brillante de todas las lunas,
 
noche en que se desnuda la luz
 
para transfigurarse discreta
 
en sonata, leyenda o misterio,
 
tal vez un beso clandestino

murmullo de siluetas en celo,

hubo quien se ahogara

intentando abrazar su reflejo,

leve tremor opalino sobre el agua.
 
 Desde el infinito azul astral
 
en la mítica cartografía del cielo

sería su pupila que nos observa
 
y desvela los secretos de la tierra
 
para derramarse diáfana y plena
 
entre el clamor de la oscuridad.
 
 
Jules Etienne

sábado, 12 de noviembre de 2016

MITOLOGÍA

"... pero las medusas no existen, son la belleza letal del aguamar."
 
 
Desde la entraña de las palabras

brota raudo el manantial

en que abrevan las quimeras,

el sueño desencadena al mito:

Proteo inventándose a sí mismo.

En el corazón de una leyenda

palpita siempre la fe,

las peripecias de Gilgamesh

o los designios de Zeus,

Adán expulsado del paraíso

y las traiciones del diluvio.

El cielo se constela de fábulas,

sin los maleficios de Circe

la vida sería mera rutina,

sólo así es posible aceptar

los artificios de la realidad.

Pero las medusas no existen,

son la belleza letal del aguamar.
 
Jules Etienne

martes, 8 de noviembre de 2016

RÉQUIEM

"... abrazo expectante a lo que pudo ser..."


Entonces aquella mujer sin tiempo

 a quien suponías muerta al dejar de verla,

que por orgullo malentendido

mantuvo en secreto una paternidad

en el arrabal del nunca supe,

surge tardía entre la bruma incierta

de lo que no debió ocurrir jamás.

La risa infantil de la inocencia

promesa extraviada en el vacío

cumpleaños envuelto y sin abrir

guardado en el cajón de las caricias

abrazo expectante a lo que pudo ser

y ese ambiguo resabio de sorpresa

ante una tumba en el camposanto. 


Jules Etienne

sábado, 5 de noviembre de 2016

AHORA

",,, y en las fotografías sólo quede el testimonio de tu sonrisa perpetua."
 

Háblame del tiempo que no era nuestro,

cuando todavía teníamos que presentirnos

entre el tedio de las tardes de lluvia.

Dime que exhalaremos el humo del pasado

hasta que terminen de esfumarse

 todos y cada uno de los recuerdos ajenos

y en las fotografías sólo quede

el testimonio de tu sonrisa perpetua.

Pacto mutuo para habitarnos el uno al otro

y confabular labios con suspiros

en un mismo pulso entrelazado.

Ayer no existe, es sólo una palabra más,

mañana será otro amanecer juntos,

hoy te miro y te acaricio, hoy no dejo de amarte. 


Jules Etienne

martes, 1 de noviembre de 2016

LUTO

"Me sentí huesos, párpados exhaustos, silencio entre raíces de árboles umbríos..."


Porque las cuatro estaciones llegan

sólo para irse en perpetua despedida

asumo que el pasado es residuo de la vida

y el futuro un artificio de la eternidad.

Me sentí huesos, párpados exhaustos

silencio entre raíces de árboles umbríos,

con tanta nada a mi alrededor

cada vez más remoto en la memoria ajena.

Me sospecho muerto.


Jules Etienne