.

.
TRAYECTO: "La vieja locomotora de vapor abandona de súbito la vía."

martes, 31 de enero de 2017

AGUAMARINA

"... esculpe con espuma los signos de su propia astrología..."
 
 
Es el mar. El aliento del mar

cuando respira y esculpe con espuma

los signos de su propia astrología,

piel efímera y vasta del oleaje.

Descubrió el pulso de la marea
 
el brillo del color turquesa
 
para acunarlo con su balanceo,
 
gota azulada que se descubre amuleto.
 
Solitaria sirena, reina del océano,

fábula palpable y sonámbula
 
abandonada en la orilla,

tendida sobre la arena inventa tu cuerpo

y bebe con la avidez del sediento

que desconoce los mitos de la tierra.

La resaca lleva y trae augurios,
 
el aguamarinante adivina el porvenir:
 
traicionada por algún dios ingrato,
 
nunca llegará a su destino.
 
 
Jules Etienne

sábado, 28 de enero de 2017

ÉGIDA

"... otras veces revolotea sin freno hasta alcanzar la cresta del oleaje."


Se percibe cierto aire de nostalgia

al momento en que comienzan a caer

las primeras gotas de agua,

un tropel de matices se despliega

y se abre ingenuo el paraguas

para cumplir con la tarea prevista:

 procurar que escurra la humedad.

Entre el aguacero y la llovizna

cerrado es como las alas de las aves

que no sirven para volar,

cuando sopla el viento impetuoso

se rinde y sus varillas vencidas

acaban arrastradas por el suelo,

otras veces revolotea sin freno

hasta alcanzar la cresta del oleaje.

Los paraguas no tratan de impedir la lluvia

sólo intentan proteger del chubasco,

son como poemas sobre la ruptura

incapaces de recuperar a los amantes:

un testimonio inerte de su abandono.  


Jules Etienne

martes, 24 de enero de 2017

ESTIGMA

"... sólo queda la cicatriz en el cielo de una vieja luna de enero."


Recuerdo con precisión el verde tenue

de los ojos de mi padre,

el olor de Miramar en mi infancia

que se me quedó impregnado en el olfato

como alga sobre la piedra,

la piel tersa de una amante pasajera

guardada entre los escombros de la memoria.

Despedidas que rasgaron la tarde

tercos pasajes de la vida que asoman

disfrazados de nubes o de flores

mientras camino a ninguna parte:

la promesa de aquellas canciones

con las que soñábamos estar enamorados

y los labios que se esfumaron una madrugada

despojándome de tantos besos.

Porque su brillo se desvanece

sólo queda la cicatriz en el cielo

de una vieja luna de enero.

Nunca se regresa del amor perdido.


Jules Etienne

sábado, 21 de enero de 2017

PARADOJA

a Adriana Nephesh


El calendario es impreciso: enumera los días

consigna lunas y estaciones del año

pero nunca los estados de ánimo.

Irrumpes en mi exilio casi en secreto

intacta de olvido y ajena en la distancia

silencio del viento o marea inmóvil

soliloquio que se enreda en cada sílaba

mi voz escuchándose a sí misma,

nunca te sentí más lejana.

Laberinto vicioso de tu ausencia:

no estás y sólo puedo recordarte

porque es lo único que me has dejado.

Tendré que imaginarte esta noche

como si no te hubiera soñado nunca.


Jules Etienne

martes, 17 de enero de 2017

ESCAQUE

"... la mano diestra de algún dios pagano decide desde las alturas la suerte de los condenados."


Mapa de un enroque predecible:
 
sólo existe la voluntad,
 
porque el destino es quimera.
 
No hay misterio en la estrategia,
 
entre las mil y una aperturas
 
todo es riesgo calculado,
 
el peor rival se oculta en el alma.
 
Paisaje blanco y negro
 
que a nadie pertenece
 
territorio aún por conquistar,
 
es la incertidumbre del combate
 
gambito de fábulas ancestrales;
 
en el rigor de la batalla
 
la mano diestra de algún dios pagano
 
decide desde las alturas
 
la suerte de los condenados.
 
Sedimento de siglos sobre el tablero
 
cuando se juega al ajedrez con los recuerdos.
 
Jaque a la memoria: la vida es mero reflejo
 
en el espejo del tiempo.

 
Jules Etienne

martes, 10 de enero de 2017

QUIMERA

"... entre los escombros de calles desnudas."


El plenilunio tiene vocación de día

es la claridad con que mira la noche

teatro de luz que persevera en silencio

leve resplandor detrás de los contornos,

misterios que el amanecer desvanece

entre los escombros de calles desnudas.

Tendríamos que urdir los mismos sueños

para poblar de fantasías las mil y tantas noches

y recuperar madrugadas con el sabor de los frutos

que alguna vez fueron prohibidos,

nuestros cuerpos dejarían de ser ajenos

y en un prodigio de intuición nocturna

adquirir el tacto para amarnos aún a la distancia:

despertaríamos una sola vez y para siempre.


Jules Etienne

sábado, 7 de enero de 2017

PASAVANTE



El mar insiste con su oleaje

el sol escapa entre un enrejado de nubes,

un barco aguarda somnoliento al final de la bahía

relatos de viejos navegantes escurren por el imbornal,

dicen que alguna vez surcaron la furia de los siete vientos

entre cantos de sirenas vieron, en la niebla,

la silueta de un barco fantasma

y el contorno de Atlántida en el fondo del océano,

en una noche de cantina atracados en Alejandría

después de beberse hasta el último recuerdo

se acostaron con las putas de todos los burdeles.

Apoyado en el barandal de proa

un marino solitario observa el horizonte

no necesita brújula porque desconoce su destino.


Jules Etienne

martes, 3 de enero de 2017

RAPTO

"... el sueño de Perséfone, otra vez cautiva frente al mar."


Son las huellas del instinto

puerta abierta a los presagios

nubes como olas en el cielo

que visten el contorno del mundo

con el sueño de Perséfone,

otra vez cautiva frente al mar.

Tras los amores fugaces del estío

entre escombros de hojas azaradas

igual que los misterios eleusinos

a los humanos se les entierra

también al llegar su invierno.

En la entraña de la realidad

las ilusiones están proscritas,

es la condición de los mortales:

aquellos disfraces de la primavera

disimulan lo que la vejez traiciona.


Jules Etienne