.

.
"Todo eso lo sé, lo aprendí desde un principio porque nací en un puerto..."

martes, 28 de febrero de 2017

MASCARADA



Y regresas ahora

a la sombra del silencio desgastado

el bullicio del carnaval se aleja

son otros los que bailan.

En el lindero del amanecer

cómo pesa el alma consumida

por la lucha verbo a verbo,

implacable careta del tiempo

que presiente su fatiga insomne

en el rostro de la última sorpresa:

debajo de esas máscaras

no estábamos nosotros.


Jules Etienne

sábado, 25 de febrero de 2017

FATALIDAD

"Es un destino ser como el espejo, siempre el otro."
 
 
Encontró la alquimia el brillo de los colores
 
y guardó la eternidad en un reflejo,
 
incesante repetición del espejismo.
 
Presencias que se esfuman
 
reverberaciones del infinito
 
en el latir de cada forma,
 
el contorno del ser es intangible.
 
Efímera compulsión por existir:
 
no todo lo que vemos es real;
 
tendrá el viso de la imagen
 
un instante de lucidez,
 
dejar de ser quien hasta hoy ha sido.
 
Es un destino ser como el espejo,
 
siempre el otro.
 
 
Jules Etienne

martes, 21 de febrero de 2017

VIAJERO

"... sólo queda un adiós desnudo que sigue agitando su mano entre la niebla del andén."


El paralelo de la distancia

termina en el horizonte

donde el sol se oculta,

ya después vendrá la noche

a desvestir la lucidez del día.

Un fatigado viento peregrino

se resigna a las ausencias,

el reloj ignora su lamento.

Por la ventanilla del tren

asoma el vaivén de la memoria,

la soledad viaja sin equipaje:

sólo queda un adiós desnudo

que sigue agitando su mano

entre la niebla del andén.


Jules Etienne

sábado, 18 de febrero de 2017

CERTIDUMBRE

"... pulso del sol y júbilo de las aves matinales."
 
 
Irrumpe la luz, pulso del sol
 
y júbilo de las aves matinales.
 
Nace el día, se desgrana sobre la tierra
 
con el vigor de prodigio renovado,
 
el aire prófugo se libera de formas
 
bajo su piel palpita el movimiento,
 
vuelo a ciegas del instinto
 
que sólo la vida será capaz de ver.
 
Al final del horizonte se teje la noche,
 
se esparcen aromas crepusculares
 
el silencio impertinente del ocaso
 
cierra al fin sus párpados,
 
certeza que nunca se conjuga:
 
es la intuición de la Naturaleza.

 
Jules Etienne
 
La ilustración corresponde a Pájaros dorados (Golden Birds), de Pieter Jordaan.

martes, 14 de febrero de 2017

CORAZONADA

"... una luz diáfana dejó su brillo discreto sobre el paisaje húmedo de tu cuerpo..."
 

Mientras el agua dormía
 
te fuiste desvistiendo gota a gota,
 
una luz diáfana dejó su brillo discreto
 
sobre el paisaje húmedo de tu cuerpo;
 
en algún rincón de nuestro lecho
 
yace, todavía entre sueños, el deseo.
 
 
Mientras el agua dormía
 
del corazón me sorprendieron sus latidos
 
que ahora también te pertenecen:
 
si tu cuerpo es mi espejo
 
no existo cuando dejas de mirarme.
 
Oscurece y juegas a esconderte
 
la madrugada será capricho sin tiempo,
 
hasta que despierte el agua.
 
 
Jules Etienne

sábado, 11 de febrero de 2017

LÁPIDA

"... heredar a la serenidad del paisaje el último renglón de mi epitafio."
 
 
Tengo la edad de mis recuerdos,

fue necesario aprender el lenguaje del viento

para traducir las voces del destierro,

 reconocer las casualidades de la vida

y confrontar las causalidades de la muerte.

Seré árbol, tierra, montaña y lluvia,

sombra senescente que se disipa;

sólo la sabiduría del vino añejo

podrá escanciar en mi copa

el más recóndito de los placeres:

heredar a la serenidad del paisaje

el último renglón de mi epitafio.
 
 
Jules Etienne

martes, 7 de febrero de 2017

TREGUA



Me corresponde el signo zodiacal del insomnio

si es que lo hubiese y por eso,

o porque no tenía algo mejor que hacer,

una de tantas noches que reniegan del sueño

me decidí a inventarte:

trazar en un lienzo imaginario

las facciones de tu rostro perfecto

cada tatuaje que palparían mis manos

y hasta un perfume impregnado de azar

según los caprichos del desvelo.

Te conoceré a oscuras, predice mi horóscopo,

como los ciegos a quienes el milagro de una luz furtiva

sorprende y deslumbra, embriaga y calcina;

para los devaneos del cuerpo

la penumbra es un territorio incierto

donde se confunden realidad y deseo.

Estas mismas noches, fatigadas por la vigilia

se resignan apacibles hasta que el sol quiera.


Jules Etienne

sábado, 4 de febrero de 2017

NEVADA


Paráfrasis de Noche y nieve,
de José Emilio Pacheco

Me despertó el silencio de la nieve

pedazos de cielo que se desplomaron

como impertinencias del olvido:

es el insomnio del tiempo

que refleja su vigilia perpetua

en un espejo de luz congelada.

Extenso jardín del invierno

tapizado de flores con pétalos de frío,

bajo la partitura silente de los copos

tengo más preguntas que respuestas.


Jules Etienne